Cómo seleccionar un caballo de reining

«Tiene mi caballo aptitudes para la disciplina del Reining?»

Esta es una de las preguntas más frecuentes que Al Dunning, uno de los entrenadores de Reining con mas éxito de los EEUU, recibe de sus clientes. Esto le viene tanto de clientes que le traen caballos para ser entrenados como de clientes que buscan ayuda en la compra de un caballo.

En este artículo, Al Dunning describe los cuatro criterios principales de selección inicial que él sigue y recomienda en la consideración de un caballo para la disciplina de Reining.

El primero: LINAJE (Pedigree).

Cuando Al es consultado acerca de un caballo, su primera pregunta es: «Cual es el linaje del caballo?» El talento y la disposición para el Reining viene de la genética que produce las características de conformación que permiten a un caballo parar, hacer spins, rollbacks y cambios de mano con facilidad. La genética es responsable también del grado de «entrenabilidad nata» de un caballo. Eso no quiere decir que existe una garantía absoluta, incluso con un linaje perfecto de Reining, pero mejora las posibilidades.

Si el caballo no tiene como padres caballos de Reining adecuados, las posibilidades de éxito de ese caballo no son muy buenas. El hecho de que el caballo «pare muy bien persiguiendo perros en el prado» (lit) no es relevante.

CEB_5488

Al prefiere no evaluar caballos que no tienen linaje de Reining. Esto no es debido a que él sea un snob de los linajes sino porque cree que no seria correcto gastar dinero y tiempo intentando forzar un «cuadrado en un circulo». Existe una posibilidad muy grande de que tanto el dueño como el entrenador y el caballo se frustren rapidamente y se desilusionen.

El segundo: CONFORMACIÓN.

Una vez que el linaje del caballo queda determinado el siguiente paso es examinar al caballo en vivo y en directo para evaluar  su conformación. Aunque algunas personas intentan hacer esta evaluación cuando el caballo tiene solo un año, es mejor esperar hasta que el caballo cumpla dos años. Los caballos experimentan muchos cambios en este periodo de crecimiento.

Al prefiere caballos que tengan una mirada inteligente, ojos y fosas nasales de tamaño adecuado, las orejas relajadas y una boca pequeña, con poca profundidad. El caballo debe de tener una gargantilla limpia y pequeña para facilitar la flexión. También debe de tener un cuello mas largo en la línea superior que en la inferior, lo que también facilita la flexión. El ángulo de curvatura de la parte superior del cuello contribuye también a su habilidad para flexionar. El ángulo de la escápula en el hombro es adecuado con una conexión situada mas bien alta. Además la musculatura del pecho no está muy desarrollada para no limitar su habilidad para girar y hacer spins. Al prefiere un caballo con una espalda corta. El cambio de manos en reunión es mas difícil para un caballo con espalda larga.
Las babillas deben de estar bien musculadas junto con los corvejones, muy necesario para el tipo de trabajo que un caballo de Reining debe de realizar.

El tercero: HABILIDAD.

Con cualquier tipo de caballo, la prueba final de su potencial se demuestra en su habilidad al realizar el tipo de trabajo que se le pide. Dunning exige que un caballo ceda la cara con un contacto muy ligero de las manos del jinete. El caballo debe de estar relajado con movimientos libres bajo la monta y el peso del jinete. La conformación del tren trasero del caballo, incluyendo buena musculatura de las babillas y patas traseras con estructura ósea bien alineada, hará posible que el caballo tenga empuje y aires bien reunidos. El jinete no tendrá que forzar al caballo a reunirse y la monta será suave.

CEB_3008

Hay que observar al caballo cuando para. El caballo debe de parar ligero en las riendas, en equilibrio, y con la espalda curvada correctamente a la vez que arremete los posteriores en el suelo en la parada deslizante (sliding stop). La impresión debe de ser de que el ejercicio se realice de forma fluida sin ningún esfuerzo, tensiones o rigideces.

El cuarto: CORAZÓN.

Aunque la información obtenida del análisis del linaje y la conformación de un caballo nos provee de detalles muy importantes acerca del potencial de un caballo para el Reining, hay un factor muy importante que no se puede determinar hasta que el caballo se empieza a montar y entrenar. Este factor es el «corazón» o las «ganas». La variabilidad de este factor entre diversos caballos es muy grande siendo una característica individual de cada caballo. Algunos tienen muy poco, mientras que otros tienen una fuente inagotable de «ganas». Cuanto mas cercano un caballo esté del ideal de la fuente inagotable, más cercano estará del ideal de un caballo de competición, en Reining o en cualquier otra disciplina.

Frecuentemente, un caballo con mucho corazón es capaz de compensar, hasta cierto punto, la carencia de una conformación ideal. El caballo con corazón es capaz de soportar la repetición y el cansancio físico que las maniobras del Reining requieren. Además este caballo no protestará o abandonará el trabajo cuando el entrenamiento requiera de algún paso especialmente duro o difícil. El caballo encontrara, dentro de sí, los recursos necesarios para seguir con su trabajo y satisfacer al jinete. Incluso aunque este trabajo no sea perfecto técnicamente, el caballo lo desarrollará de manera consistente.

Esta es una de las razones por las que el entrenamiento de un caballo es parte ciencia, parte arte, parte misterio. Es también una razón por la que cuantos más caballos uno prueba es mas fácil determinar cuándo un caballo tiene corazón de verdad. Es también la razón por la que un caballo con mucho corazón pero quizá no con tanta habilidad de reining, todavía tiene un lugar y propósito en este mundo.

Por Al Dunning. (Traducción de Guillermo Recio)

Sobre el autor:

Al Dunning fue nombrado Entrenador Profesional del Año en 1996 por la AQHA*. Al y sus dicípulos han ganado mas de 21 Títulos Mundiales en NRHA*, NRCHA* y NCHA*.

Guillermo Recio, español residente en California, compite en NRHA y NRCHA. En 2008 Guillermo se clasificó en tercer lugar en el Campeonato del Mundo de Reining APHA*

*AQHA: American Quarter Horse Association
*NRHA: National Reining Horse Association
*NRCHA: National Reined Cow Horse Association
*NCHA: National Cutting Horse Association
*APHA: American Paint Horses Association

Noticias Relacionadas